Los momentos clave de la 96ª edición de los Óscar

De la emocionante interpretación de Ryan Gosling de «I’m Just Ken» a los llamados a un cese al fuego en Gaza, hubo varios momentos destacados en la 96ª edición de los Óscar de este domingo en Hollywood.

Aquí algunos de los episodios más memorables en la noche más lujosa del cine:

– Cese al fuego y conflictos –

Varias estrellas, entre ellas el nominado Mark Ruffalo, usaron pines abogando por un cese al fuego en Gaza, mientras que grupos de manifestantes contra la guerra de Israel contra el movimiento islamista palestino Hamás se reunieron alrededor del cordón de seguridad que resguardaba el teatro donde se realizaba el evento.

https://youtube.com/watch?v=uogN81DFWHw%3Fsi%3DOsvVs1Luh3CSvmq3%26wmode%3Dopaque

Jonathan Glazer, cuya película «Zona de interés» -ambientada en Auschwitz- ganó dos premios, le dijo a la audiencia que las decisiones de su equipo «fueron hechas» para reflexionar y confrontar «en el presente». «No sólo para decir qué hicieron antes, sino para decir qué hacemos ahora».

https://youtube.com/watch?v=QJ_GP1FE7C4%3Fsi%3DbwBIUk88BlKZ9AKN%26wmode%3Dopaque

«Nuestra película muestra que la deshumanización lleva a lo peor. Moldea nuestro pasado y nuestro presente», dijo al recibir el premio a mejor película internacional.

«Ahora mismo estamos aquí como hombres que refutan su judaísmo y el Holocausto secuestrado por una ocupación que ha llevado al conflicto a tanta gente inocente», explicó.

«Ya sean las víctimas del 7 de octubre en Israel o del actual ataque a Gaza, todas las víctimas de esta deshumanización… ¿cómo resistimos?», manifestó.

También durante el segmento «In memoriam» de la gala, que honra a los fallecidos en la industria, se le rindió tributo al opositor ruso Alexéi Navalni, quien murió en una prisión el mes pasado.

Además, «20 days in Mariupol» ganó el mejor documental con su crónica sobre la situación en esa ciudad ucraniana tras la invasión de Rusia.

«Probablemente seré el primer director en este escenario en decir que quisiera no haber hecho esta película. Quisiera poder cambiar esto por que Rusia nunca atacara a Ucrania, nunca ocupara nuestras ciudades», dijo su director Mstyslav Chernov.

– El mundo de Barbie –

El multimillonario éxito de taquilla «Barbie» fue notoriamente excluido de las categorías de mejor director y mejor actriz, y solo se llevó a casa un premio, pero las frecuentes alusiones a la película hicieron que gran parte de la gala estuviera teñida de rosa.

Ryan Gosling fue la prueba del poder cultural de la cinta, ya que el actor -también nominado- puso al público de pie con su caleidoscópica interpretación del tema «I’m Just Ken».

Fue la segunda actuación musical para el filme esta noche, después de que Billie Eilish y su hermano Finneas ofrecieran una conmovedora interpretación de «What Was I Made For?», que luego se alzó con el único Óscar para el filme de la mítica muñeca.

También el presentador Jimmy Kimmel aprovechó su monólogo de apertura para hacer un guiño a la decisión de la Academia de dejar a la directora Greta Gerwig fuera de la carrera a la mejor dirección: «Ahora, Barbie es un ícono feminista, gracias a Greta Gerwig, que muchos creían que merecía ser nominada a mejor directora esta noche».

«Esperen un segundo. Sé que están aplaudiendo, pero ustedes son los que no la votaron, por cierto. No actúen como si no tuvieran nada que ver con esto», señaló

– John Cena desnudo –

Mientras se preparaba para presentar el premio a mejor vestuario, el comediante Jimmy Kimmel señaló que habían pasado 50 años desde que David Niven fue interrumpido en el escenario de los Óscar. De pronto, un intruso apareció detrás de él.

«¿Se imaginan que un hombre desnudo cruzara el escenario hoy?», preguntó Kimmel tres veces, antes de que un tímido John Cena asomara la cabeza por el plató.

Kimmel convenció al también exluchador, aparentemente reacio, para que continuara con el espectáculo y saliera desnudo.

Al final, Cena, con un estado físico impresionante, se mostró llevando sólo sandalias y protegiéndose con el sobre del ganador, lo que provocó el delirio del público.

Para aquellos que se lo estén preguntando: realmente estaba completamente sin ropa, y tuvo que esperar de pie a que alguien le cubriera con lo que parecía una cortina del escenario cuando se terminó la emisión.

– El humor de Kimmel –

Kimmel, en su cuarta vez al frente de los Óscar, se divirtió esta noche: estaba relajado y sus chistes cayeron bien en una audiencia receptiva.

Se burló de la extensión de la transmisión, que comenzó cinco minutos tarde, así como de la epopeya de tres horas y media de Martin Scorsese.

«Cuando fui a ver ‘Los asesinos de la luna’, pedí que me llevaran el correo al cine. Es tan larga que te da tiempo de manejar a Oklahoma y resolver los homicidios por ti mismo», bromeó.

Y enalteció la actuación de la estrella canina del drama legal francés «Anatomía de una caída».

«Tuvo una escena de sobredosis. No había visto un actor francés vomitar así desde Gérard Depardieu», dijo.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario