martes, mayo 28, 2024
Lo último:
Nacional

A Jairo González le molesta que lo comparen con Mantequilla

La Procuraduría General de la República confirmó que inició una investigación en contra de la empresa Harvest Trading Cap y su propietario Jairo González, luego de que al menos 50 personas que supuestamente habían invertido cuantiosas sumas de dinero en la empresa de trading e inversión en la bolsa de valores y criptomonedas denunciaran que fueron víctimas de una supuesta estafa.

González, un joven de 29 años, aseguró que ideó su empresa hace ocho años. La registró en el 2019 dedicada a «negociaciones de los diferentes mercados de capitales o bolsa de valores a través de brokers de internet”, aunque esta actividad no está regulada por la Superintendencia del Mercado de Valores (SIMV) de la República Dominicana.

El modus operandi de esta empresa la explicó José Alquilo Espinal Rodríguez, primo político de González, ya que el empresario prefirió reservarse las cifras que engloba el problema que enfrenta durante la entrevista que le realizó Diario Libre en sus instalaciones.

De acuerdo a Espinal Rodríguez, quien interpuso una demanda por abuso de confianza, estafa y asociación de malhechores contra su pariente, los inversionistas le entregaban grandes sumas de dinero a González bajo un contrato inicial de tres meses, que luego se extendió a seis y podía ser renovado. Dijo que supuestamente establecía ganancias de 30 % cada trimestre. Estos fondos eran colocados por González con la intermediación de brókers en varios mercados financieros internacionales.

Espinal Rodríguez dijo que comenzó a invertir en Harvest Trading Cap el 29 de septiembre de 2021 con un capital inicial de 26,300 dólares por seis meses, manifestó que solo le dieron una parte del dinero y supuestamente le aconsejaron que renovara su contrato, reinvirtiendo su ganancia y su capital.

Al pasar balance de sus casi dos años siendo inversionista dijo: “Yo tengo 60 mil dólares invertidos, tengo en cuentas por pagar 21 mil dólares, y solo me depositaron 5,500 dólares”. El joven de 38 años que dijo ser Ingeniero en Sistema, aseguró que desde junio de 2022 está detrás de Jairo González para que le pague su dinero, incluso destacó que está atravesando una mala situación económica luego de que se quedara sin empleo hace cinco meses. “Él sabe mi situación”, deploró.

Interpuso junto a dos parientes una querella penal en constitución y actor civil a través de sus abogados Miguel de León Carbonel y Wander Olmos contra González y su socio Kelmin Santos Rodríguez. Estos dijeron que entre sus tres clientes el monto que Harvest Trading Cap les debe oscila los 220 mil dólares (equivalente a 12 millones 485 mil pesos dominicanos), supuestamente.

Respuesta de González
Según González, su empresa estaba operando bien hasta que con el desplome del bitcoin a principios del 2022 comenzaron los problemas, en adición a otros que establece, como “la guerra de Rusia con Ucrania, el bloqueo y quiebra de brókers donde había colocado inversiones de sus clientes y el bloqueo temporal de la cuenta bancaria en el país donde sus inversionistas colocaban sus inversiones”.

Más que los problemas antes descritos, González atribuye que la quiebra de su proyecto Harvest Trading Cap se dio por la incertidumbre de sus clientes que ante la caída de las cripto: “Los inversionistas comenzaron a tener incertidumbre y solicitaron el retiro del capital y las ganancias, con esto cualquier empresa que trabaja con el capital de terceros quiebra”, acotó.

González admitió que desde junio de 2022 comenzó a tener problemas para honrar con los pagos a sus clientes. Todos sus contratos se vencieron el año pasado, y supuestamente, ya no capta más inversiones.

“Las personas se quejan porque lamentablemente nosotros hemos incumplido con los contratos que teníamos con ellos, pero eso no significa que la empresa no vaya a darle continuidad o no vaya a pagar esos compromisos”, expresó.

Prefirió no responde a cuánto asciende el monto endeudado a sus clientes, pero aseguró que el dinero de las inversiones no está perdido, “está colocado en mercados financieros internacionales y tengo cómo probarlo”, dijo tranquilamente.

Para resolver esta situación, dijo que necesita que sus clientes le den un plazo de 180 días (seis meses) para pagarles. Agotado este tiempo, o el necesario, espera que la situación con el negocio de las criptomonedas mejore para desmontar esos fondos.

«A uno le motiva invertir porque ve una empresa sólida, que no está en un patio, y tiene un buen perfil, con sucursales, una persona que va a varios medios de comunicación responsables y, en fin, uno confía… no somos familia de sangre, él es primo de un primo mío» José Aquilino Espinal Rodríguez inversionista y querellante “

Indicó que mientras algunos se quejan está preparando otra estructura para pagarle a sus clientes, refirió el Harvest Ecosystem que funcionaría como una cartera digital de blockchain donde incluye Ico, Exchange, Wallet, NFT Marketplace, Token y Broker. Un proyecto que anunció y dijo que no pudo desarrollar por el desplome de las criptomonedas.

El plazo de 180 días está contemplado en un finiquito que los denunciantes se niegan a firmar. Espinal Rodríguez dijo que este documento, supuestamente, establece que al firmarlo, los inversionistas quedan desvinculados de Harvest Trading Cap y no pueden demandar. Además, comentó que establece el pago total o parcial transcurrido ese plazo.

“No le firmé nada, si por lo menos me paga alante las cuentas por pagar le firmo, pero no me ha pagado nada más que los 5,500 dólares”, deploró Espinal Rodríguez.

Una actividad de algo riesgo

A González le molesta que lo comparen con Wilkin García Peguero, alias Mantequilla, asegurando que su empresa “es legal y formal, que paga impuestos”. Admitió «que no está regulada porque este tipo de negocio no está contemplado en la legislación dominicana”, a su vez negó que su actividad empresarial se iguale a un sistema ponzi o piramidal.

Dijo que quienes han recurrido a los medios de comunicación y la justicia para quejarse son personas que entraron al negocio del trading por los beneficios, pero no terminaron de entender que en este tipo de actividad se maneja el riesgo de perder.

Este riesgo fue advertido desde 2017 por el Banco Central, Superintendencia de Mercados de Valores y la Superintendencia de Bancos al referirse a la volatilidad de los activos virtuales.

De manera categórica, la Superintendencia de Mercados de Valores publicó un comunicado este jueves advirtiendo que Harvest Trading Cap, S.R.L. y sus socios no están autorizados, regulados ni supervisados por esa entidad.

El intendente de la SIMV, Enmanuel Cedeño Brea, explicó que por la proliferación de captaciones fraudulentas que la entidad ha identificado en la actualidad se ha visto en la necesaria tarea de advertirle a la población sobre aquellas personas y empresas que se dedican a recibir dinero para inversiones en bolsa sin estar autorizados.

Precisó que aquellas personas que invierten en estas empresas corren el riesgo de perder su dinero y no contar con el respaldo de la SIMV, que solo puede intervenir ante irregularidades de las entidades que regula.

Sin embargo, ante denuncias contra empresas no reguladas, reveló que la SIMV colabora con el Ministerio Público en las investigaciones.

«Cuando la SIMV recibe denuncias del público o de órganos competentes hace investigaciones y trabaja con el Ministerio Público y con otros órganos supervisores en investigar los casos para que el Ministerio Público pueda tener los insumos necesarios para realizar una investigación» Enmanuel Cedeño Brea Intendente de la SIMV “

Indicó que, aunque González alega que las inversiones de sus clientes las coloca fuera del país en diferentes países, como intendente de SIMV, advierte a las personas que depositan sus recursos en esas estructuras que “estos no son corredores de valores, no son puestos de bolsa, no son intermediarios de valores, ni participantes que están inscritos aquí, ni reconocidos con la capacidad de ofrecerle valores a las personas y desde hace meses la SIMV advertido sobre estos esquemas”.

Perfil tentador

Al cuestionársele al querellante José Aquilino Espinal Rodríguez qué le motivó a invertir su dinero en Harvest Trading Cap, dijo:

«A uno le motiva invertir porque ve una empresa sólida, que no está en un patio, y tiene un buen perfil, con sucursales, una persona que va a varios medios de comunicación responsables y, en fin, uno confía… no somos familia de sangre, él es primo de un primo mío» José Aquilino Espinal Rodríguez inversionista y querellante “

La empresa sólida de la que se refiere Espinal Rodríguez, que ya no cree en las excusas de González, fue creada según declaraciones del propietario en el canal de Youtube de Harvest Trading Cap cuando este tenía 21 años (en el 2015).

Aunque el portal Open Corparates indica que la entidad fue registrada el 30 de mayo de 2019.

González también es el titular de Harvest Trading Cap Academy (registrada en 2021), donde imparte cursos para principiantes e interesados en el mundo del trading y las inversiones en criptomonedas.

El empresario, quien, ha recorrido varios países y medios de comunicación para vender su proyecto, confesó que viene de la nada, «un joven humilde, pero con muchos sueños».

Jairo González dijo en uno de sus videos del canal de Youtube de su empresa, que estudió Administración de Empresas, pero que no llegó a graduarse por falta de recursos.

Sin embargo, en el portal harvesttradingcap.com reseña que es “trader profesional, analista financiero, economista y experto en negociaciones internacionales, MINI – MBA en análisis de Bolsa de valores, Tecnología BlockChain y criptomonedas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *